7/1/15

 EL    PECADO

Se denomina pecado a una ofensa contra Dios. Debe entenderse que el pecado es mucho más que una falta de índole moral, un defecto personal o un acto irracional; el pecado es un rechazo de Dios y es desde un punto de vista de fe aquello que hizo que el hombre se viese supeditado a la muerte. Dada esta circunstancia irrevocable para el hombre, el cristianismo señala que esta situación solo puede resolverse con la intervención misma de Dios que se efectúa en la figura de Cristo. 

El pecado, desde esta perspectiva de fe, tiene dos instancias a contemplar, dos aspectos de una misma circunstancia. Uno es el pecado individual, aquel acto que comete una persona concreta y que es imputable a la misma; el otro es el pecado original, que la tradición identifica en el acto de desobediencia de Adán y Eva. El pecado original es el causante de la inclinación al mal que el hombre tiene en general y el causante de las miserias que pueden observarse en la realidad humana. En este punto cabe hacer la distinción entre las consideraciones que distintas variantes del cristianismo tienen acerca de esta situación; en el caso del catolicismo, el pecado original llevó a la caída de la naturaleza humana, pero el hombre mantiene su amor por el bien y la capacidad de obrarlo.

En cada hombre opera la redención mediante sacramentos que son signos eficaces de la gracia de Dios. Así, por ejemplo, el bautismo es el pasaje a una vida de gracia que elimina al pecado original y cualquier pecado personal que un individuo tenga; en el caso de los pecados posteriores al bautismo, estos son limpiados en el catolicismo mediante la confesión.

REFLEXIÓN

1. ¿Qué te sugiere la imagen?
2. Lee el siguiente cuento. ¿Cúanto pesa el pecado?
Un predicador acababa de invitar a sus oyentes a buscar de Dios, cuando un joven exclamó:
-Usted habla del peso del pecado. Yo no lo siento — Cuanto pesa? Veinte kilos, cien kilos?
-Digame -le pregunto el predicador-, si usted pusiera un peso de cien kilos sobre el pecho de un hombre muerto, -Lo sentiria el??
–No, ya que esta muerto -Costesto el joven.
El predicador prosiguio: -Pues bien, el hombre que no siente el peso del pecado esta espiritualmente MUERTO.


CONTESTA:
- ¿Qué te sugiere las dos imágenes?
- ¿Qué te sugiere el cuento?
- ¿Qué relación encuentras entre el pecado y que  si no se siente el peso del pecado está espiritualmente muerto?
- Haz una deficnión de lo que es el pecado según lo expuesto y explicado en clase.


ALCANZAR TUS METAS

Bienvenidos al Blog Tirando del Hilito.

Este curso lo tendremos como herramienta de trabajo. Comenzamos con el primer trabajo del curso.

Curiosamente muchos de nosotros tenemos metas para cada curso.

Las metas son un plan de acción.  Como todo plan deben de analizarse, implementarse y evaluarse.  Son el mapa para alcanzar tu deseo.  Tú puedes alcanzar tus metas. 
Contesta las siguientes preguntas:
1. Escribe lo que te sugiere el dibujo.

2. Escribe cuáles son tus mentas y da razón de ellas.

3. Qué medios vas a poner para alcanzar las metas que te has puesto.

18/12/14

OBJETOS ENTRAÑABLES

¡AQUELLAS PEQUEÑAS COSAS!
 Se me vienen tantas cosas a mi cabeza que no sé que deciros. Daros la enhorabuena por el trabajo realizado, por lo expuesto y por compartir vuestra experiencia, vuestra vida. Habéis intentado hacer lectura creyente de la realidad, del paso de Dios por vuestra vida.
Ahora os toca enunciar una "Ley" a modo de conclusión de lo vivido y experimentado.

Esta es mi imagen un tronco brotando,  me identifica.
La cuestión es reflexionar sobre el paso de Dios por nuestra vida.
Ánimo.

10/2/14

La Misión

Siglo XVIII. Los grandes imperios colonialistas, España y Portugal, se disputan el dominio de América del Sur. El padre Gabriel dirige una misión en lo alto de las montañas de Brasil, donde los nativos son evangelizados y llevan una vida pacífica. Hasta allí llega Mendoza, un mercader arrepentido, en busca de redención que, fascinado por la labor del padre Gabriel, se ordena sacerdote. La presión llevada a cabo por Portugal obliga a la Iglesia a ceder las tierras en las que se halla la misión. El padre Gabriel y Mendoza, aunque por caminos muy diferentes, harán lo imposible por defender la obra y evitar que los nativos sean esclavizados
En este tiempo de Cuaresma podemos contemplar en una de las escenas más brillantes del film: el diálogo en la cárcel entre Rodrigo (R. de Niro) y el P. Gabriel (J. Irons). Este vibrante diálogo, la penitencia que se autoimpone Rodrigo en forma de ascensión de las cataratas y el camino hasta que se siente liberado de su pecado, representa un el arrepentimiento, la penitencia o el perdón, propios del tiempo de Cuaresma.

1. ¿Qué piensas sobre esta escena de perdón? Razona la respuesta.
2. ¿Qué actitud tomarías ante la propuesta de dejar la Misión? ¿Lucharías como uno más o lo pondrías en manos de Dios por medio de la oración? Razona la respuesta.
3. ¿Qué te sugiere estas frases?
- Si la fuerza es lo que vale, no hay lugar para el amor en el mundo.
- Si obras bien Dios te bendecirá.
- Los sacerdotes están muertos pero en verdad son ellos los que están vivos y yo muerto. Sobreviven en la memoria de los demás
4. Señala lo más significativo
5. Opinión personal



25/10/13

¿Es Dios fruto de nuestra imaginación?

Atrapados en nuestra telaraña

¿Es la religión un producto de nuestra imaginación, algo psicológico que produce nuestra necesidad de pensar en un más allá feliz, ya que aquí no podemos serlo del todo? 

Dicho de otro modo: ¿Somos criaturas, imagen de Dios, o bien Dios es una imagen nuestra?
Perdemos la noción del hilo de donde venimos, tenemos la tentación de caer en la animalidad, en la pérdida del conocimiento de qué nos separa de un mono, la pérdida de la memoria de que podemos crear y pensar, aunque son antipáticas esas cosas pues plantean preguntas sin respuestas cómodas: "¿Qué estoy haciendo con mi existencia... ?", "¿Qué pinto aquí?" "¿Qué he hecho estos meses para no hacer nada que recuerde?" “¿De dónde vengo y a dónde voy, y quién soy?

19/11/12

El monacato

Tres Monjes Rebeldes. película que manifiesta la fundación de la orden Cisterciense, ¡una verdadera bomba expansiva, de cuyos efectos seguimos beneficiándonos!

Todo comenzó cuando Roberto de Molesme, apenas un joven novicio, concibió la idea de volver a vivir la regla de San Benito en su máxima pureza. Desde ese momento, Roberto fue siempre un hombre apasionado por este ideal. Y así inició una serie de batallas que aparentemente siempre terminaban en derrotas. En una ocasión tuvo incluso que renunciar a su cargo de abad, pues los hombres no estaban dispuestos a tanta exigencia.

Sin embargo, su ardor encendió una chispa inextinguible en dos corazones jóvenes: Alberico y Esteban. El primero, que le sucedió en el cargo de abad de Citeaux, continuó su obra a pesar de las críticas. Fue un verdadero radical. Tanto, que algunos monjes intentaron acallar sus exigencias golpeándolo y encerrándolo en una celda. Pero Alberico siguió luchando, sin fanatismos, pero con un deseo apasionado de vivir radicalmente el amor.


Pregúntate:
- ¿Has vivido?
- ¿Aprovechas la vida?
- ¿Has amado? ¿Cómo?
- ¿Cómo aprovechas la vida?
- ¿Cómo la desaprovechas?